14 de noviembre de 2009

Educación pública y gratuíta ¡Ya!

Parece mentira que en pleno Siglo XXI y tras treinta años de democracia tengamos que seguir luchando por el acceso libre, gratuíto e igualitario a la enseñanza. La enseñanza pasó de ser un privilegio a ser un derecho -y obligación- (artículo 27 de nuestra Constitución). Sin embargo, no todos los alumn@s pueden acceder a la misma en igualdad de condiciones, una injusticia que cuenta con la aquiescencia del gobierno central y regional, sea del color que sea, quien sistemáticamente incumple el artículo 27.8 de nuestra Constitución: "Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las Leyes".


 
En algunos de estos colegios,  tal como puedes ver en el video, se cobra por matricular a los alumn@s, algo al margen de la ley, maquillándose este impuesto revolucionario como cuota del AMPA o material escolar, con lo que impiden acceder a los estudios a los alumnos con menos recursos económicos, generalmente inmigrantes.
En otros muchos, los alumn@s no cursan Educación para la Ciudadanía, materia obligatoria por cierto, a la vez que cursan obligatoriamente la asignatura de religión, no teniendo alternativa, algo que patea manifiestamente nuestra Constitución en su artículo 16:


1.Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley.
2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.
3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.



La laicidad es el principio fundamental de nuestra democracia, de libertad de conciencia, de pensamiento y de inclusión social. Lo peor de todo es que el número de centros concertados sube de tal manera que en algunos sitios ya superan a los públicos.  Parece ser que no importa que muchos de ellos no cumplan la ley, siguen recibiendo fondos públicos, seleccionando a su alumnado y la enseñanza que reciben. A este hecho se une la errónea creencia de que recibirán una educación mejor.
Ocurre, sin embarg,o que es conveniente hablar sobre Darwin o los métodos anticonceptivos a l@s alumn@s en lugar de la abstinencia...
Es por ello que más que nunca conviene defender la enseñanza pública como algo intrínseco a la Constitución, en defensa de la cual escribo esta reflexión personal.





5 comentarios:

  1. Fernando,desgraciadamente hay demasiados intereses en juego...y no soy muy optimista al respecto...

    Desesperanzada en Madrid...

    ResponderEliminar
  2. Da vergüenza como se está prostituyendo la educación pública en Madrid por unos miserables intereses políticos, los cuales representa la condesa Aguirre, convirtiendo a los colegios en ghettos . La sociedad debería manifestarse contra este intento de privatización emprendido por los medios neoconservadores, abreviados por neocon... Es decir, gente de la calaña de Aznar y su maldita FAES,la GEES, el Opus Dei cuyo objetivo es convertir a España a imagen y semejanza de Estados Unidos.

    Un saludo y ánimo!!

    ResponderEliminar
  3. Creo que todo esto se solucionaría empezando por cumplir la Ley. El problema es que estas instituciones privadas son poderes fácticos con mucho pero político. Se impone un cambio de planteamiento respecto a las leyes ¿qué tal empezar a cumplirlas?

    ResponderEliminar

¡ Muchas Gracias por participar en el blog ! ; Agradezco tus opiniones y comentarios. Si tienes cuenta gmail, puedes hacerlo seleccionando "comentar como google account". Si no la tienes puedes hacerlo pulsando " comentar como name /url ", indicando tu nombre. Hasta pronto.

Puedes utilizar html
<b>negrita</b>
<i>cursiva</i>
e incluir un enlace <a href="url del enlace>Texto enlace</a>