24 de octubre de 2009

Se cumplen 80 años desde el Crack del 29

6 comentarios:

  1. Para muchos todos los dias de su vida son jueves negros, pero esos nunca los cuentan. No sirven para hacer negocio, luego es como si no existieran.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. salut mademoiselle, ciertamente la mano de obra en el actual sistema económico no deja de ser una mera mercancía sujeta a la ley de la oferta y la demanda, muy triste, pero muy real

    ResponderEliminar
  3. Siento tener que poner siempre una nota que se desmarca un poco de la línea de tus artículos, Fernando, pero aún así, no deberíamos olvidar que los competidores del capitalismo han desaparecido fagocitados por sí mismos o por incapacidad. Quizás sea el peor sistema de todos, pero consigue mantenerse. Es el sistema que cuando todo va bien a la sociedad le parece natural, y cuando no, algo detestable y cruel. No sé, suele ser cuestión del bolsillo y cómo lo tocan.

    De todas maneras, querría también introducir una reflexión en base al hecho de que el comunismo no palió el hambre. No hablo de otros sistemas económicos, porque aparte de quedar lejos cronológicamente, son del todo inabordables.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Antonio Miguel, desde luego que al primer mundo nos va bien con este sistema. Trabajemos o no, no nos vamos a morir de hambre o a quedar sin servicios sanitarios o educativos. En mi opinión es un sistema perdurable, porque se amolda a la naturaleza del ser humano; somos egoístas por naturaleza; arrasamos recursos de todo tipo para conseguir beneficios; permitimos y mantenemos un sistema que hace a medio planeta pobre, y a una sexta parte morirse... todo porque a nosotros nos va bien.
    Pienso que se ha perdido una gran ocasión para reformar el sistema.
    ¿Economía de corte comunista? En mi opinión no. Comparto la necesidad de cierto déficit en determinados secotres si este garantiza el bienestar, ya que en educación o sanidad no hay que buscar los beneficios económicos. Pero es un sistema que cojea por otros lados.
    ¿Qué tal un sistema mixto?, una sistema con rostro humano, que renuncie al beneficio máximo en pos de un reparto más igualitario, basado en desarrollo sostenible... Para mi es lo ideal. Quizás es una falacia porque los que manejan el cotarro no van a querer ganar 20 cuando pueden ganar 40, ese es el problema. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. No sé, Fernando. Quizás la oportunidad se perdió en 1789, y no ahora.

    ResponderEliminar
  6. Lo que dices me recuerda a una viñeta que ví el otro día:
    Chiste

    Yo todavía sigo siendo optimista :)

    ResponderEliminar

¡ Muchas Gracias por participar en el blog ! ; Agradezco tus opiniones y comentarios. Si tienes cuenta gmail, puedes hacerlo seleccionando "comentar como google account". Si no la tienes puedes hacerlo pulsando " comentar como name /url ", indicando tu nombre. Hasta pronto.

Puedes utilizar html
<b>negrita</b>
<i>cursiva</i>
e incluir un enlace <a href="url del enlace>Texto enlace</a>